GENERALIDADES DEL PASTO DE CORTE

-Se adaptan con gran versatilidad a pisos térmicos entre los 0 y 1800 m.s.n.m. Por encima de los 1800 m.s.n.m. algunos de ellos pierden productividad debido a la disminución en la radiación lumínica que les hace perder capacidad fotosintética. Sin embargo algunos de ellos se adaptan bien a estas alturas.

-Debido a la biomasa que producen, son pastos muy extractivos, por lo que mientras más cerca estén del nivel del mar, más exigentes se vuelven en aporte de agua por riego y así mismo, mientras menor potencial fértil tenga un suelo más limitada será su capacidad de producción.

-Algunas de estas especies se han mejorado con el fin de resistir épocas de sequía prolongada y ataque de plagas, pero en general son pastos rústicos, lo cual no quiere decir que no necesiten aportes adicionales de nutrientes diferentes a los que el suelo como tal donde están cultivados les puede proveer.

-Ninguno de ellos se adpata bien a suelos inundables a pesar de su alta extracción. Por eso no en todo tipo de suelo se hacen óptimamente productivos.

-Todos ellos, una vez alcanzan su EMC, que es cuando empiezan a producir su infloresencia (espigas), ya han perdido un 30% de su calidad nutricional, y mientras más avanzan en edad antes de ser cosechados, su estado de madurez y lignificación se hace mayor, y por tanto se hace mayor su perdida de calidad nutricional, principalmente porque cada vez se hacen menos digestibles para los animales que los consumen.

-La mayoría de ellos comparten un mismo género (Pennisetum), que en otras palabras quiere decir, que tienen un mismo origen y sus características de adaptación, desarrollo y calidad o valor nutricional son muy similares debido a que tiene algunos genes en común.

-El valor nutricional o contenido de nutrientes en estos pastos es muy similar. En más de 50 trabajos de campo realizados por el autor, en los que se han obtenido por medio de análisis de laboratorio los resultados para composición bromatológica y foliar, de las diferentes especies aquí reportadas, en las diferentes regiones del país, a diferentes edades de cosecha, con y sin prácticas de corrección de suelos y fertilización de cultivos, los valores para proteína oscilan entre 5 y 16%, los valores de grasa no superan el 2%, los valores de energía (Mcal de EN/Kg de materia seca) oscilan entre 0,7 y 1,5 y los contenidos de nutrientes minerales varian mucho dependiendo el terreno en que se cultiven y las prácticas de manejo para el suelo y el cultivo que se proporcionen. Hasta ahora no se observa un pasto de corte, incluyendo al Maralfalfa, que reporte valores de proteina superiores al 16% y energía superior a 1,5 Mcal EN / Kg de materia seca.

-Los valores para TDN (Total de Nutrientes Digestibles), que es lo mismo que decir “digestibilidad”, varían mucho según la edad en que se obtenga la cosecha. Nunca se debe cosechar un pasto en su EMF o antes, ni tampoco en su EMC o después. En el primer caso, debido a que aún el pasto se encuentra en estadíos juveniles y no se ha desarrollado completamente, puede causar intoxicaciones o indigestiones que harán que los animales defequen a chorros. En el segundo caso, debido a que el pasto ha comenzado a reproducirse, toda su reserva de nutrientes la destina a este fin y se pierde calidad nutricional al tiempo que se lignifica y pierde digestibilidad. Por ello se maneja el concepto de PVO (punto verde óptimo) o punto óptimo de cosecha, el cual se presenta siempre en una edad intermedia entre la EMF y la EMC.

-Se ha podido comprobar con base en los resultados de campo, que ningún pasto (gramínea), ni de potrero ni de corte, a pesar que esté en su mejor valor nutricional, puede garantizar el cubrimiento del 100% de los requerimientos nutricionales de los bovinos. Por tanto, resulta totalmente falso que se pueda reemplazar concentrados con algunos de ellos.

-La semilla para siembra es el mismo tallo de la planta sin hojas. De cada nudo de la planta es de donde se producen los rebrotes para el establecimiento de un cultivo. Nudos embalconados o lignificados no son semilla viable. Nunca simebre la vara (tallo) completo, pues entonces perderá algunos nudos y la productividad del cultivo así como su rendimiento de cosecha será mucho menor del esperado. Siembre varas de dos o tres nudos como máximo. Por lo general, los granos de las espigas no son semilla viable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s